martes, 26 de abril de 2011

El Paraíso


El Paraíso
no es contemplar a Dios
por la eternidad;

más bien

es tener un orgasmo
dentro de ti
y contemplarnos,
sudados y desnudos,
en un espejo.

Una mirada...


Una mirada
desde la mira de un rifle
bien puede ser
la visión del mundo.

Con las suelas de tus zapatos


Con las suelas de tus zapatos
pisas las crujientes hojas
de un otoño
                   que parece eterno.

Luctuoso


Lúcido,
lúdico,
lúbrico:

el ser perfecto.

Yo
solo soy
luctuoso.

Frente a una pantalla...


Frente a una pantalla de televisor
te nombro,
                 Felicidad,
y te materializas.

Te veo

               pero no te siento.

Deseamos ser...


Deseamos ser
como esos escritores
que murieron jóvenes
y dejaron
una obra que perdura.

Preferimos
morir en un banco en París
y dejar tras nosotros
No todas las suecas son rubias.

Morir
luego de tomar
60 pastillas de Seconal
y dejar
¡Que viva la música!

Morir
intoxicados
con monóxido de carbono
y dejar
La conjura de los necios.

Morir
solos y angustiados,
muertos de frío,
en un país que no es el nuestro
y dejar bellos
y melancólicos poemas,

que ser
nosotros mismos,
llenándonos
de arrugas y de canas,
sin producir nada
que valga la pena.

La vida...


La vida
no es como las actuaciones
de Christian Bale;
es como los papeles
de Adam Sandler
en cada una
de sus películas.