lunes, 12 de abril de 2010

Poemas Noístas y dos cosas más


El Noísmo es una vanguardia poética puertorriqueña que surgió en los años 20 del S.XX que se caracterizaba, entre otras cosas, por el minimalismo.


Noísmo


Vicente Palés Matos y Emilio R. Delgado

Estampa

La oreja larga del asno olía
a nueces, a membrillo y a estampa
de la Epifanía.


Los mendigos

Con las manos extendidas
recogen sol para untarlo en sus miserias.


Dados

¿El negro o el blanco?
Toda la tarde se pasaron,
la noche y el día
con un cubilete de dados…
¿el negro o el blanco?


Amor

Sobre su corazón
me sumó, me restó y me multiplicó.
Yo siempre daba cero.


Evocación

Y la luna se fue sobre los montes…
¡Alhalí… Alhalí!...
La jauría ha corrido tras el diablo.
Ha cien años que espero al caballo.
Pocopín… Pocopín…
Baldour… Baldour…


El día

Por el techo subido de la noche
el día fue filtrando, gota a gota.


El péndulo

Aquel viejo reloj que hubo en mi casa
con su péndulo inquieto día y noche
evocaba el caballo que en el campo
se daba golpes de pecho con la mano.


La estrella

Las doce, pero todavía
me queda una estrella en el cuello.


Concierto

Todos esperábamos la hora…
¿Para qué iría yo a ese concierto?
Y una triste nostalgia que subía
de los ramilletes de las niñas…
Cuando desperté, todo había pasado…


El oído

Tenía un gran oído
pero un día
en la puerta se le quedó
la babosa de la oreja.



La palabra

Sobre la cuerda tensa de la idea
la palabra nos dijo: "Aquí estoy yo".

--------------------

Probablemente de Vicente Palés Matos y Emilio R. Delgado


Cataño

En la bahía contemplamos las patas
de la tortuga de Cataño
que se bañaba en salsa de luna.


La Escalera

La escalera, intestino perforante
al través de la casa,
nos arrojaba a todos a la calle
como excremento humano.


El Perro

Agosto. Sol. La ciudad.
Tranvías y un policía.
Gritos.
Y una pobre mujer bajo unas ruedas;
contra la esquina un perro confiado
se rascaba la sarna con las patas.


El Loco

Porque a todos decía que Sí
me metieron al Manicomio…
¡Qué tal si digo que NO!


Nosotros

Hemos llegado
a coger la idea por la lengua,
para ver la enfermedad del pensamiento…
Os anunciamos después de esta lectura,
que os convendría una magnesia,
un poco de ricino o cualquier libro
de Guido de Verona o Pedro Matta.

----------------

Emilio R. Delgado

Cohete

El día huyó como una paloma
por el hueco remoto de la noche.


Vida

El aire corre sobre tu lomo
y tú, montaña, echada siempre
como una perra parida.

Magia

Sacudí mis dedos
y se escondió la noche de luceros.


Romanticismo

Aquel barco pirata
con sus velas extendidas
iba recogiendo adioses
de otros países
para las novias pensativas.


Venta

Lo había vendido todo.
¡Hasta la conciencia!

----------------

Antonio Coll Vidal

Egolatría

Ahora,
ahora mismo,
en mi interior
Diógenes apagó su lámpara.


Socialismo

El gato que acaba de ser destripado
por ese Rolls-Royce fantástico,
era, perogrullescamente,
más grande en la vida
y más útil al pensamiento
que el dueño del Rolls-Royce.


Sentimentalismo

Un olor a rosas en el ambiente;
unos ojos que se tornan en blanco;
un paladar que sabe a merengue;
un sostenido de violín que vence el ánima;
una víscera sentimental que se insinúa,
y un rum-rum interior de "Pues bien yo necesito…


Contraste

Mientras el sauce Jeremías plesiosáurico,
se destila en un llanto bochornoso,
la planta enana de claves fósiles
amarillea de ira y de vergüenza,
callada y respetable.

-------------------

Samuel R. Quiñónez

Sol en el estanque

Rizos de Oro se extasía en los espejos móviles
del agua perla.
A la tarde la sorprenden los tres osos de las sombras.

----------------

Vicente Geigel Polanco

Sensibilidad

En el crudo silencio de la noche
el árbol dio su sangre,
y quedó pensativo sobre el ara
llameante del día.

-----------------------
Cesáreo Rosa Nieves

Anverso

La promesa
es la llave del corazón
de las románticas.

Reverso

Pero el automóvil
es la locura de las flappers.


Mañana

El sol es un caché dorado
pegado en la lengua del cielo.


Alborada

La luz se derrama en el aire
como una botella rubia de champaña.

--------------------

José Arnaldo Meyners

El Café

Las tres de la tarde en La Cafetera.
Tertulia de poetas. Discusión de Arte.
Apasionamiento. Erudición. Pedantería. Genio.
El rotundo cabeceo agita melenas
y sacude de su encierro las ideas…
La tarde se ríe de nuestras locuras;
su carcajada es la estridencia enorme de la ciudad.
La tarde ha tenido la ironía wildesca
de brotarnos los ojos con el desfile banal
de los pisaverdes y los horteras
y de los hípicos y de las hembras obscenas
olientes a Coty y a yodoformo.


----------------
Tres Micro-Poemas postvanguardistas

Arturo Gómez Costa (1978)


JUICIO FINAL

Yo vi
A Van Gogh
Dando gritos
Con el pincel a cuestas
Por la calle telúrica
Del juicio final.

-----
Luis Ángel Curbelo (1979)

RETRATO

Henos aquí.
Andrajosamente en fila,
    comunes,
    ansiosos,
    despreocupados,
    vagos,
    ingenuos,
    soñadores,
    MALDITOS
y sobre todo INMENSAMENTE NIÑOS.


TRAUMA

Odio estos bolsillos rotos.
     Por vacíos.
     Por infinitos.
Por esta sensación
    de niño perdido,
y todo ese tiempo dejado
    en las esquinas.
       Por eso.


------------

*Nota. En los poemas "La palabra" y "Sentimentalismo" cambié los signos «» por "" debido a que con los corchetes no salían las palabras dentro de los mismos.    

-------------
Los poemas noístas fueron sacados de:
*Hernández Aquino, Luis. Nuestra aventura literaria: (los ismos en la poesía puertorriqueña) 1913-1948. San Juan: Universidad de Puerto Rico, 1966.

*Delgado, Emilio. Antología en recuerdo de su vida y su obra. San Juan, P.R.: Instituto de Cultura Puertorriqueña, 1976.

Los otros poemas de:

*Gómez Costa, Arturo. Creadora voz. San Juan de Puerto Rico: Instituto de Cultura Puertorriqueña, 1978.

*Curbelo, Luis Angel. Los juegos : poesía. Arecibo, P.R.: Ediciones Ricardo Garúa, 1979.

viernes, 9 de abril de 2010

12 poemas de Salvador Villanueva


Salvador Villanueva (Puerto Rico, 1947) es autor de los poemarios Poema en alta tensión (1974), Expulsado del Paraíso (1981), Fin (1987), Libro de los delirios (1989), La comatosa noche (1989) y tal vez de uno que otro libro del que no nos hemos enterado. Tiene una página en internet, (http://ricardogarua.tripod.com/) en desuso por lo visto, en donde pueden leer más sobre él y leer uno que otro poema adicional.



2   

El templo está lleno de sangre
un orificio está lleno de sangre
nuestros brazos son aspas de sangre
los niños construyen su montoncito de sangre
dondequiera nos nace un lunar de sangre
mis risas son de sangre
el destino es una larga distancia invadida de sangre
nuestros suspiros son de sangre
el sudor es sólo sangre
un brindis es un acto de sangre
la vida de un hombre es un solo y continuo camino de sangre


CONFIDENCIA

Tómelo por lo bajo:
en estas circunstancias
o se es una fiera
o se es un pendejo.


Poema de las mutaciones y los rompimientos

    Escupo sobre mi vida. Me desolidarizo de ella.
   ¿Quién no es mejor que su vida?
                                                               Henri Michaux

Me desvinculé de los gorgoritos con gorgojo,
de los poetas a gárgara,
de los literatos con gafa.
Me hice una piel distinta,
un contorno áspero y salado.
Derivé huraño, montaraz.
Aborrecí la fama,
los aspirantes a un cetro
que nunca lograrán.
A la edad de treinta y un años
rehuí de los hombres como de una maldición.
Me fui tornando insolidario,
cuervo malo, bestia fatal.
En momentos de verdadera excitación
confesé no ser altruista,
no tener buenas intenciones.
Me desvinculé de los mediocres
con sueños de gigante dormido.
No conforme aún
inventé tres o cuatro manías
que patenté con diferentes nombres y edades.
Adopté toda suerte de resoluciones
a fin de reducir al mínimo
el número ya ínfimo de amigos.
Imaginé morir solo
y disfruté conmigo
pensando que así fuese.
Me declaré estéril, incapaz, muerto.
Cuando hubo la posibilidad
de que alguien me siguiera,
encarné otras formas, otros cuerpos.
Simulé ser un guiñapo,
no ser sino mis propios restos.
Para no dejar de desvincularme,
me desvinculé de mi mismo
y la emprendí a patadas contra mi otro yo. 


Erosmanía

El sexo es todo.
Mi relación con el mundo
ha sido puramente erótica.
El sexo hace girar amapolas,
hace posible reír a lágrima viva,
llorar muertos de la risa.
El sexo es infalible,
nos permite ver tras de los muros,
en la costra de los días.
Todos mis descubrimientos
los he hecho en momentos en que he estado
arrebatado por el sexo.
Cuando me prosterné ante la trágica belleza de las cosas,
cuando canté o blandí mis armas más secretas
e hice bien o mal
les juro que estaba arrobado por el sexo,
poseído por el sexo,
erecto como un sexo.

Hasta la revolución la vi venir toda manchada de sexo.


Nosotros

Los que nacimos después de la guerra
y hemos vivido siempre en ella.
Los maltratados en el rostro sideral del otro
y en nuestro propio rostro.
Los pateados de hecho y de palabra.
Los oidores de la muerte.
Los rondadores de la pena fiel y exacta.
Los engañados por la bruma.
Los flagelados en nuestra desdeñosa hermosura.
Los que no supimos del punto y de la coma
sino por nosotros mismos.
Los que sentimos el siglo
como una enorme costra amiboidea.
Los que vivimos inmensos de catástrofe,
los únicos sobrevivientes.
Nosotros,
los que nacimos después de la guerra
y hemos vivido siempre en ella,
tenemos buenas razones para apretar la pluma
y proferir locamente la palabra MIERDA
y ser infernales.


Reunión Idílica

Yo, el que anda siempre por las nubes
Yo, al que cualquier día se le olvida la cabeza
Yo, el que no tiene ambiciones
Yo, el devastado por la brisa
Yo, el complicado
Yo, el que vive tenso como un pene en estado de erección
Yo, el de los raros desquites con el sexo
Yo, el lóbrego sin alas
Yo, el animal que repta, que funde su plácida bombilla
Yo, el muy jocundo lanzado como un grito
                                                               al centro de la noche
Yo, el que celebra de igual modo las alzas
                                                             y bajas de la sangre
Nosotros, incendiaremos el mundo a su momento.


Estudio Crítico

Hemos leído cientos y cientos de poemas
y hemos llegado a la siguiente conclusión:
Que en la enorme mayoría de los casos
los adjetivos son realmente conjunciones. 


Método De Trabajo

Un día escribí un poema
en el que hablaba de mi barba,
entonces tuve que dejármela crecer;
otro día me la rasuré
y hubo que destruir para siempre
                                     aquel poema.


Algo Parecido A Un Final

Después de todo, así cantaba el gallo.
Peleó en todos los frentes.
Probó que el mundo era ridículo.
Fue un perfecto trapecista.
Y murió como todos:
atrapado entre los aplausos del público.

Intermezzo para dar las Gracias

Gracias al público mayoritario
por el silencio que siempre
me han dispensado.
Gracias a las instituciones
que nunca me han invitado
y también a las que con tan poca
frecuencia, frecuentemente me han
invitado para nada.
Gracias a los profesores
por no haber leído una página mía
y a los estudiantes por no saber
por qué hacen acto de presencia.
Gracias al Poeta Mayor por haber
compartido un escenario
y haberle comunicado a los presentes
con tanta calentura que no soy
santo de su devoción.
Gracias por el bálsamo de codo.
Y gracias a los críticos
que preferentemente se ocupan
de amigos o allegados
y de escritores publicados por P& J.
Aunque parezca una disgresión,
gracias por los "talk shows"
dirigidos a la ancianidad
y a los retirados del mundo.
Gracias por el derroche de sabiduría.
Gracias a la democracia y gracias a Dios
porque ando suelto por ahí sin El.
Ah, no se me podía olvidar:
A los que pagaron por mis servicios,
gracias por la platita
porque es una de las pocas cosas que sirve
para hacer lo que nos da la gana.



Nieve Otoñal

Sueño en la noche estrepitosa
y en la mañana que es víspera
de nada.  Sueño el sueño que la abigarrada
noche me dio y la mañana me quitara.
 
Pienso en el último Pund
que vio Ferlinghuetti desde Spoleto
y en Borges llamando desde Ginebra
a Bioy Casares para despedirse
del amigo y de la vida.
 
Sueño el cuarto a solas y en silencio
y las austeras paredes.


Informe de Progreso

Tengo cincuenta y cuatro años.
Soy diabético Tipo I con diagnóstico
de complicaciones relacionadas
tales como retinopatía diabética
y neuropatía diabética.
En la cuenta figuran también
dos discos herniados
producto de una antigua lesión
mal tratada y que ahora se traduce
en un dolor que irradia desde
la espalda baja hacia el glúteo
izquierdo y la pierna correspondiente,
haciéndose evidente que a veces cojeo.
No ha de faltar la clásica melancolía,
médicamente llamada ahora Depresión
Mayor y con la apostilla de Síndrome Bipolar.
Prefiero la soledad y vivo ajeno
al mundo de las relaciones.
Escucho mi ser en el patio
repleto de gallos y guineas.
Disfruto e intimo con ciertos escritores,
pero sólo en la letra, pues en persona
ya se sabe que es otra cosa.
Nada me parece extraño
y estoy relativamente bien.
GRACIAS.

jueves, 8 de abril de 2010

3 poemas de José María Lima

José María Lima (Puerto Rico, 1936-2009). Autor de los poemarios Homenaje al ombligo (1966, junto a Ángela María Dávila), La sílaba en la piel (1982), Rendijas (2001) y Poemas de la muerte (2009).  Los poemas que siguen son de La sílaba en la piel


¿Por dónde anda mi nombre?
Con sangre de palomas
apretada en el pecho
y desgarrando penas arrugadas,
en mitad del camino
le ha sorprendido el viento.
Un ruido de gendarmes
le atravesó la cara
que traía sostenida en la diestra.
En medio de la noche
le ha sorprendido el tiempo
y un coro de medios-niños
le señaló la ruta
que lleva hasta el dolor
de las fieras hambrientas.

¿Por dónde anda mi nombre?

Por las esquinas duras
de los jueces sin carne
y sin dolor en el cerebro.
Por entre pequeños abogados
de túnica sangrienta,
por entre soldados
con la mitad del cuerpo
hecha de roca estéril
y entreabierta.

¿Por dónde anda mi nombre?

Por entre las piernas rígidas
de un esqueleto musical
y la barriga sonora
de un contador público.
Mi nombre anda por entre
las estepas cerebrales
de un magistrado
hecho de manteca celeste.
Mi nombre baila en la cabellera
de un ángel
hecho plomo y pólvora.
(Mi nombre se sostiene peligrosamente en
la nariz de un obispo honrado que estu-
dia el movimiento de la bolsa cuando le
queda tiempo después de comer niños.)

Mi nombre tiene una arruga
en la frente
y tirita de frío
bajo la planta de un coloso indigestado.
Mi nombre tiene un ojo antiguo
que parpadea de vergüenza
frente a las nalgas
del odio empaquetado,
envuelto en papel de regalo, transparente.

Pero mi nombre es nombre
y nada más.
Se gasta.
Se va consumiendo poco a poco
en la moneda.
Mi nombre no resiste
la avalancha de sombra
que inventó el abuelo
o quién sabe si antes
cuando alguien golpeaba la piedra
y hacía los templos
que después le cayeron encima.

Mi nombre tiene la mejilla
cubierta de musgo
y una flor amarilla muy pequeña
deshechada en su pelo.
Tiene hábito de dormir
debajo del dolor congelado
que heredó de los siglos.

¿Por dónde anda mi nombre?

Muy oscuro, dormido,
enmohecido, disuelto en cigarrillos
de larga longitud,
en estandarte rígido,
en copa de árbol ciego,
en inodoros de plata centelleante.
Mi nombre dividido
se me cayó del rostro
y después de un largo
proceso de evolución
apareció redondo e inútil
en el escaparate de una tienda
adonde venden penas por docena.

-----------

¿qué culpa tengo yo, peregrinando
con esta boca amarga?
¿y quién le dijo al grano,
a la piedra,
a todos los heridos del mundo,
al que me socorre
y al que me deja su uña en el pellejo:
“mira, ése es tu hermano,
en tu sal se levanta,
en tu espejo se mira,
oye por tu oído
y es casi tuyo.
muérdelo –sabes morder-
y penetra su sangre
y deja tu retrato en sus arterias”?
¿hasta dónde me sigue
ese dedo teñido?
escupan, caballeros,
orinen con orden
y dejen en su esquina
el diente que les sobra.
yo no quiero escribir
encima de otros huesos.
yo no quiero hacer
con células ajenas
caminos,
ni montañas,
ni habitaciones.
sólo sé que en mi casa
al llegar me saludo
y me despido al salir,
pregunto por mí y contesto:
“acaba de llegar y está dormido”
y si acaso despierto
con un gusto a pasado en la garganta
me lo trago y digo:
“estoy enfermo,
no puedo más,
me muero”.
después, con mis manos cargadas,
con trucos en mi piel,
juego al presente
sin preguntar,
sin hablar nada,
dejo caer el músculo al tablero
y pierdo.
siempre perdí, desde antes,
porque quiero perder,
porque es justo perder,
porque es de hombres perder,
porque perdiendo gano.
¡sujétenme!, después díganme “ahora”.

-----------------


1.     El lenguaje es antes que nada algo como un cuchillo o una soga.

1.i    Aplicado a una porción de la realidad la transforma para nuestro beneficio. La guía hacia el sujeto.   

1.ii    Se hace llegar a algo para transformarlo conforme a un deseo o necesidad.

1.iii   El lenguaje antes de decir, hacía.

2.     La expresión, o la situación o la particular conformación de la materia “puede que…” es a veces algo como el sueño o el reposo. Porque la indiferencia es reposo y sin ella duele el movimiento.

2.i    Se hizo el cuchillo de las conchas y las piedras y la dureza de ambas. Se hizo el lenguaje de estas mismas cosas y además del color de las conchas y la blandura del aire y de ciertos olores y de la humedad que los abrigaba. Se hizo del deseo de permanecer que es el sexo y la osadía y la cautela que son deseo de permanecer.

            El lenguaje mienta, miente y enmienda, pero mendaba antes de enmendar y esto último antes de mentar o mentir. lo que quiere decir que llenamos ciertos agujeros y estamos en actitud de sentir la separación y nos duele y hay que separarse para sentir la alegría de la separación que es promesa de futuros encuentros. Eso es hablar.

            El lenguaje es sexo. Que nadie lo olvide. Opinión subjetiva y parcial pero correcta.

El olvido es muerte que es también reposo porque así lo deseamos. Somos los inventores del olvido. Recordar es sabernos, casi en el sentido cartesiano. Porque sabernos es ser. La sé (a la hembra) cuando recuerdo su hondura húmeda y caliente y los accidentes que me la proporcionan y las muertes en ella.

No podemos reducir la realidad al lenguaje porque estaríamos reduciendo el todo a una de sus partes, y aún cuando fuera cierto que no vamos a caer en contradicción haciéndolo, conocimiento y consistencia no son sinónimos. Pensar una estrella no es tocarla.

Si la contradicción formal es anatema sea, pero siempre ha habido equivocaciones y en el desarrollo del pensamiento algunos cráneos rotos. Ciertos regalos hay que desenvolverlos rompiendo la envoltura. Todo virgo destrozado es una contradicción formal.

La totalidad del saber humano no se reduce a Principia Mathematica ni a Tractacus Logico-Philosophicus. Si así fuera ya nos hubiéramos atrevido a quemar todo lo otro.

El lenguaje es camino sujeto a todas las contingencias del desarrollo y viviendo de sus contradicciones internas. Ser lógicos es admitir que sabemos en que consiste, que tal vez nunca lo sepamos pero que tal vez lo somos en mayor medida.

La lógica es un camino encontrado y otros que nos vamos haciendo, atrechos o enmiendas a los obstáculos reales o imaginarios.

Ser lógicos es alcanzar, cubriendo camino, creciendo en conocimiento y concordancia con todo lo que es menos que yo o que no sea yo en absoluto.

Pensar es también pensar sobre el pensamiento y pensar que pensamos sobre el pensamiento. Aturdirnos y abandonar el pensamiento, tal vez para no volver a él. La locura pudiera ser una parte exquisita del pensar o espinosa o ambas. Muchas veces sentimos que tenemos derecho a la locura otras veces que tenemos la responsabilidad de eludirla. Esa misma relación guardamos con muchas otras cosas como el amor desenfrenado por ejemplo.

El lenguaje es una espada con el mango al rojo vivo. Lo de dos filos ya está gastado.

El lenguaje me separa de las cosas y al mismo tiempo me permite caminar entre ellas.

El lenguaje es coraza, lanza, gancho y balsa. Por supuesto que ni víboras ni águilas ni pirañas lo resisten pero la piraña no es, entre otras cosas, su mordedura hasta el hueso. Y también cultivar margaritas desde el lado oscuro. Por ese saber no lo queremos. Por eso lenguaje es mampara y que se joda. En esa pared nos rascamos con fruición la espalda y tenemos orgasmos. Como la niña en la bicicleta o la dulce llaga en el tobillo.

¿Qué es la raíz de la lengua? ¿Qué es la fuente de la lengua? ¿Qué es la multitud de condiciones que la engendraron? Las diferentes texturas que el movimiento muestra en su desarrollo. Por eso se mostraba antes del lenguaje. El dedo índice y los labios impulsaron los movimientos especiales de la lengua. Quizá también los no-tan-especiales. Puede que se deba al hecho de que la adquisición y la admisión del sustento material depende en gran medida de ellos. Porque queremos ser eternos antes que sentir que lo somos. Y los seguimos deseando después de sentir que no lo somos.  

3 poemas de Federico Irizarry Natal


Federico Irizarry Natal (Puerto Rico, 1972), poeta y crítico literario, es autor de Kitsch (2006). Los tres poemas a continuación son de dicho poemario.



ARS

Entusiasmado

salí temprano en la mañana
a robarme el fuego de los dioses,

pero regresé tarde y lento
fumándome un cigarrillo.




Camp

                                                                  Ven, levanta sin miedo esta manta.
                                                Mira, este grumo de grasa y humores podridos
                                                      alguna vez fue importante para un hombre
                                                              y también se llamaba patria y delirios.
                                                                                            -Gottfried Benn

                                                      Hagamos una revolución para divertirnos.
                                                                                            -D.H. Lawrence


En el oscuro bar de izquierda
-ya sin fuego nutrido en la mirada-
tu agitado rostro reluce
desde el póster de una pared.

¡Es la huelga del 34 y gritas!

Pero descontextualizado

en este bareto
no haces más que abrir la boca

para cantar canciones
de Jim Morrison o de Lou Reed;

en todo caso
para pedir heroicamente un trago.

En las mesas
hay jóvenes bellamente alborotados;
bajo luces de discoteca

todos discuten sobre ti.

Enérgica Generación Medalla,

yuppies y barbies nacionalistas
que te reclaman
          divo de la nación,

como indiscutido salvapatrias,
cual peluche patriótico,
como su mascota revolucionaria.

En las mesas
hay jóvenes en aire acondicionado;

bajo luces de discoteca
todos discuten sobre ti,

Albizu Camp,
Albizu Pop,
Albizu Kitsch.



Imago Mundi

Entre el poder extremo
y la masturbación

no hay diferencia alguna:

el hombre termina
ejerciendo su soberanía

a solas.

4 poemas de J.D. Capiello


Jorge David Capiello (Puerto Rico, 1974) es autor de los poemarios Comunión Antropoética (2006) y Casquillos (2008).  Mantiene el blog Aventis (http://aventispr.blogspot.com). Los siguientes poemas son parte de Casquillos.



Black Labels

                      a César Vallejo

Hay lunes en la vida, tan fuertes…
Yo no sé.


Van Gogh twice

Que estupideces haces Van Gogh:
enviar tu oreja a la mujer amada.
Ahora tendrás que escucharla
cuando esté en los brazos de otro.

 
Teoría de la recepción I
(Compendio)

Algunos posmodernos
no leen a Cervantes;
leen a Pierre Menard.



Teoría de la recepción II

Nietzsche
los alemanes te leyeron como poeta
los franceses como filósofo
yo por mi parte te leo como leo historia
como leo filosofía, como leo todo:
como literatura.


MinimalIsmo

Un texto
que es tan pequeño
que cabe en cualquier zafacón.

6 poemas de MANUEL ABREU ADORNO

Manuel Abreu Adorno (1955-1984), narrador y poeta puertorriqueño. Autor del libro de cuentos Llegaron los hippies (1978) y de las obras póstumas No todas las suecas son rubias (1991, novela) y Sonido de lo innombrable (1992, poesía).


SOLEDAD

No me molesta
la soledad

(siempre y cuando
tenga sabor a sexo).


MI NIÑEZ

De niño solía bañarme desnudo
en los charcos de agua.

Me gustaba.

Ahora cuando llueve
me acerco a mi ventana
y veo a los niños
esquivando       los     charcos   de      agua.
EL NAUFRAGIO

Sentirse el único sobreviviente
del naufragio del barco:
Década del sesenta

O
como las arrugas nacientes
en el rostro de Mick Jagger

O
como un afiche del Che
abandonado en un closet.


MI POESÍA NO ES EL RESULTADO

Mi poesía no es el resultado
de experiencias místicas.

Yo no creo en esencias
ni en revelaciones metafísicas.

Mis poemas no tienen mensaje.
Son antiarrugas y anticanas.

Son lo irrefutable:
la risa y el llanto.

Al carajo los poetas en pedestales
A tumbarlos de sus tronos a escobazos.

Es horriblemente simple:
Altazor no fuma marihuana.


A B.K.

Es recurrente
esa música de Barbieri.

Otra vez
esa carcajada luctuosa.

NO ESCUCHES

TAPATE LOS OIDOS

Tu no eres Marie Schneider
       y
Yo no soy Marlon Brando.


CREDULIDAD

Si te dijera que fui
al parque solo...

Pero, a qué mentir.

No hay parque ni
soledad en esta ciudad
donde todo cae como subiendo
donde todo sube para abajo
donde todo sale entrando.

Si te dijera que
La Revolución llega
esta noche en un vuelo
Pan American 747 a las 11:43
y sin escala
              ¿me creerías?

20 poemas de JAN MARTÍNEZ


Lo que sigue es una selección de poemas de Jan Martínez (Puerto Rico, 1954) de sus poemarios Minuto de Silencio (1977), Archivo de cuentas (1987) y Jardín. Obra Escogida 1977-1997. En definitiva Jan Martínez es uno de los mejores poetas que ha dado Puerto Rico y a su vez uno de los menos reconocidos. Buenas lecturas.


De Minuto de Silencio (1977)

Pensar que te han visto
tantos ojos
llenos de miradas malogradas
y que tu traje
está lleno de gentes
y de terrenos baldíos
donde traes mundos anochecidos
y calles cuajadas de arrecifes
donde no juegan los niños
ni los pájaros
comen migas de pan.
Sólo las muchedumbres
se revuelven,
se diluyen
en su lucha de lanzas
y palabras afiladas.
Sólo tu traje
me recuerda que soy
parte del cosmos
con su caravana de átomos
es como un puente
de seda mágica
como un adefesio cruel
que las gentes dejaron en ti.
Pero cuando mis manos
derriban tu piel primaria
vienes a formar parte
de otro universo
de albas de miel
y mediodías acompañados
las noches son un revólver continuo
de ondas genitales
donde soñamos
y arrebatamos al mundo
niños quiméricos.
Sólo me inquieta tu traje.

----

Cuántos han nacido en esa misma cama,
en ese mismo hospital
en que una tarde de mayo
de mi madre la figura antigua torné.
Tanto nacimiento,
tanto crepúsculo invertido
en el mismo ámbito,
que sin ser alba,
somos la luz con la sombra a cuestas;
y tener que ir a morir a lugares distintos
sin una madre que nos dé a luz la muerte.

-----

No quiero la tranquilidad inútil de las iglesias
donde el odio no gesticula su canto
ni la docilidad del agua transparente,
olvidada, donde nunca una imagen
ni siquiera una sombra viste su desnudez,
no quiero la serenidad del libro abierto
y la luz del cuarto.
Sólo quiero mi diario pedazo de angustia
abordando con sus garfios
todos los costados de mi existencia.


MINUTO DE SILENCIO

Minuto de silencio.
Hacia las sombras,
el hombre mira desde un caracol
con cien órbitas en la boca.
Anida un ansia de siglos
en el diluvio de las flores.
Minuto de silencio.
Las palabras callan
y son casi átomos
de una dimensión destrenzada.
Una mujer con piel
de sombras anchas
persigue los sexos,
con diez banderas rítmicas apretadas al vientre.
Minuto de silencio.
Murciélagos de luz,
desmadejan los cristales, en filamentos de ternura.
Minuto de silencio.
Cómo decir que pienso
cuando un momento casi rojo,
casi abanico de ausencia presente
me rompe en humo los ojos.
Minuto de silencio.
De un túnel inmenso
surge la luz, cosmos de alas
pegadas al centro del dolor.
Minuto de silencio roto
se oye el llanto,
hay una muerte,
naciendo en un ser nuevo.

-------

De Archivo de cuentas (1987)

LOS AHORCADOS

Los ahorcados no se deben descolgar
hacen daño a los nervios,
aparecen de noche
como un péndulo
a malograr los sueños,
a dejar jojota la conciencia.
Son traidores y desconectados,
gente que nunca tiene
los pies sobre la tierra.


DIAGNÓSTICO

Hoy he ido al oculista
a que me sintonizara
el azul del cielo, las gaviotas,
a que detuviera las casas viejas
y los mendigos
al borde de los párpados.
Para que pintara pájaros
y rosas.

En fin para que curara
esta fijación de cosas tristes.


LUCIÉRNAGA

En el monte
parieron las estrellas.


MARIPOSA

Basílica que en el viento
bate sus alas.


PEQUEÑO HOMENAJE AL OSITO DE CUERDA

En el camino, una mariposa de plata
le persigna las espaldas.


PREGUNTA A HOUDINI

¿Y ahora cómo podrás escapar
de las estatuas
que los hombres te erigieron?


PAÍS

No creas país que te debo lo que siento
tú me debes lo que no me haces sentir
y hasta por ti a veces siento lo que no debo.


DIARIO VIVIR

La calle de mi casa
sólo sirve para mi balcón
porque en la calle de mi casa
suceden cosas
que adentro se olvidan.
El balcón y la acera
sirven de archivo
para la bilis de la ciudad.
Por eso el balcón de mi casa
no sonríe:
tiene la boca llena de caries.


DOMINGO

Hay días que vienen cojos,
atortolados y melancólicos
que no saben caminar
y se caen de bruces.

Días sin almíbar
o pellizco de pájaro.

Días que se meten en las sábanas
y escriben cartas de abulia.

Días que nos sientan en la sala
con aire de primo aparecido.


PERSPECTIVA

Como flores desprendidas
han caído jugando
en el cristal de mis espejuelos
los dedos de mi hija.
Y sólo veo con claridad
el fino retrato de diminutos caminos
de piel,
la indeleble marca
de un mundo reducido
a diez hermosas huellas
de cariño digital…
Es cierto
mis espejuelos están sucios
no se observa nada congruente.
El cariño verdadero
transfigura el mundo.


QUIROMANCIA

Fui a que me leyeran la mano
encontraron muy corta
mi línea de vida.
Vieron raras enfermedades,
trágicos sucesos en el tiempo.
Despavorido corrí a casa
tomé una navaja
y extendí al infinito
la maldita línea.

----------

De Jardín. Obra Escogida 1977-1997

FAROL

Había una luz íntima
que, aun cuando
no abolía la noche,
sí la descifraba.


EL RELOJ DE ARENA

Mientras se besan
se hace polvo el deseo.


EL OTRO LIBRO

I.

Pasa la página de la claridad,
busca el índice que flota en la fuente.
Estudia el prólogo que traza el alba,
la tarde es un capítulo fatal
y en la noche concluye
de estrellas poblada la trama.

II.

Este es el único libro
que te es dable conocer.
Lo demás es el caos,
la nada cuantificada
en tubos de ensayos
y en confusas bibliotecas.
Lo demás es la palabra obnubilante,
el nombre que oculta,
el verdadero sentido del Universo.


POÉTICA

¿Es ave lo que trazo?
¿Será cristal, alto jardín,
el margen donde me repito?


INSCRITO AL BORDE 
                              DE UN FRESCO

El día que la Venus perdió las manos.
La tarde en que cayó Alama.
El último argumento de Melibea.
Aquella oscura fecha de 1508.
No son tan tristes
como la página que ya está escrita
pues todo lo dicho es desesperanza.

domingo, 4 de abril de 2010

Tres intentos de cuentos sobre viajes en el tiempo




El PADRE FANTASMA

            Él logró evadir la estricta vigilancia y pudo viajar al pasado. No era un fugitivo, solo deseaba poder vivir en carne propia ese mundo que únicamente conocía por libros.
            Viajó hasta el verano del año 1875, sábado. Con su ración de dinero de la época alquiló un departamento y se dedicó a explorar, a ver y sentir el pasado, siempre cuidando de no intervenir en nada para no cambiar el curso de la historia.
            Un día domingo, luego de asistir a la iglesia y poder presenciar un culto antiguo que ya no existía en su tiempo, vio a una muchachita de unos 15 o 16 años, hermosa, y no pudo dejar de pensar en ella. Sabía que no podía acercársele, que era una fruta prohibida. Podía cambiar el curso de la historia, lo cual, con su presencia allí, podría ya estar haciendo.
            Pasó noches en vela, extasiado en el recuerdo de ella, y no pudo más. Decidió acercársele, tratar de hablar con ella. Pensó que sería algo muy leve que no podía cambiar nada. Pero entre conversaciones y visitas nació el amor entre los dos, y en una tarde de frenesí consumaron su sentimiento.
            La chica salió embarazada. Él decidió renunciar al regreso y hacer una vida con ella en el pasado. Se sabía desde ya un criminal. Su acto ocasionó la muerte (o el no-ser) de cientos, miles o quién sabe si de millones de personas. El futuro, su presente, ya no sería el mismo. Tal vez ya no existía la tecnología que lo podría regresar a su tiempo, por lo que optó por la  resignación.
           Un día, estando ella en sus primeros meses de embarazo y antes de que se casaran, estaban dando una caminata por las afueras del pueblo, en el campo, cerca de la casa de ella, y un hombre con revólver en mano los asaltó. Él estuvo calmado hasta que el hombre intentó propasarse con ella. Entonces se enfureció y utilizó sus conocimientos de defensa personal. Sin quererlo le quitó la vida al hombre, para desgracia suya, pues en ese instante él desapareció.
             Alrededor de siete meses después, la muchacha, recluida en un manicomio, dio a luz a un niño que nunca tuvo padre, a un niño cuyo padre nunca existió.

            
 N.O.N.S./8 de abril de 2006



RESURRECCIÓN

Él viajó al pasado, al 3 de abril de 1895. Emprendió el viaje a la cueva que sabía no sería descubierta hasta el mismo día de su nacimiento. Cuidó sus pasos, evitó hacer algo que alterara el futuro y adelantara el descubrimiento de la cueva. Al llegar a ella, se sentó y meditó un largo rato, hasta que por fin sacó el papel y el bolígrafo que tenía en uno de los bolsillos de su pantalón y comenzó a escribir. Una risa maliciosa e irónica se dibujó en su rostro, hasta que explotó en carcajadas. Luego, ya calmado, sacó la pistola que guardaba en el otro bolsillo de su pantalón, y se disparó en la sien. En su mano quedó la pistola y en la otra la nota suicida que decía: “Yo, Omar López Ramos, resucitaré el 3 de abril de 1995”.

N.O.N.S./8 de abril de 2006


EL ASESINO IMAGINARIO


      Luis López Ruiz evadió la estricta vigilancia y logró viajar al pasado. Llegó al 1880, a un solitario paraje en un campo. Se estrujó los ojos e incrédulo vio el cielo 200 años más joven. Inhaló profundamente y llenó sus pulmones de un aire rejuvenecedor, distinto en calidad al aire malsano de su 2080. Miró a su alrededor y divisó un camino de tierra. Decidió ir por él. En el camino, se recitó las estrictísimas instrucciones que debía seguir. Debía andar con cuidado, no intervenir en nada y socializar lo menos posible. Su vida y su tiempo, tal como los conocía, dependían de ello. Sabía que el mero hecho de estar allí podía cambiar la historia. En esto divagaba cuando de la maleza salió un hombre y le cortó el paso. Llevaba un revólver.
      -Oye tú, dame todo el dinero que tengas-le ordenó el hombre apuntándole con el arma.
      -Huo, huo, huo, cógelo con calma, amigo, no tengo nada-le contestó nervioso Luis López Ruiz. Él sabía que la situación era doblemente peligrosa, su vida corría peligro y se podría cambiar el rumbo de la historia. Probablemente sería otro el que sería asaltado, o nadie, y ese evento podría haber ocasionado otros eventos que ahora él interrumpía.
      -Cómo que no tienes nada, maricón. Empieza a darme todo lo que tengas o te vacío el revólver encima-replicó el hombre furioso, con la mirada de animal listo para el ataque.
      -Ya le dije, no tengo nad…
      El hombre le lanzó una bofetada. Luis López Ruiz se tragó el coraje, la situación lo ameritaba. Debía mantener la calma.
      -De nada sirve esto, señor, realmente no tengo…
      Otra bofetada chocó contra su mejilla, ya ardiente por el primer golpe. Luis López Ruiz respiró hondo, reprimiendo las ganas de matarlo.
      -Dame el dinero-le gritó el hombre-, esto que ves aquí no es de juguete…¡Vamos!
      -No tengo nada, le dije-le contestó Luis López Ruiz con ira contenida.
      -Está bien, tú te lo buscaste, cabrón- dijo el hombre alargando el brazo para disparar, pero en ese instante Luis López Ruiz reaccionó y utilizó sus conocimientos en artes marciales para defenderse. Era él o el otro, y no importando cuáles fueran las consecuencias para la historia y su tiempo, su vida siempre terminaba siendo primero. Dio un golpe rápido y certero al cuello del hombre. No midió sus fuerzas. El hombre abrió los ojos al máximo, soltó el revólver y abrió la boca tratando de gritar y buscar el aire que de pronto dejó de llegar. Cayó de rodillas al suelo, y murió. Un grito de niño se escuchó a la espalda de Luis López Ruiz, pero este no pudo escucharlo. Al instante en que el hombre cayó muerto al suelo, Luis López Ruiz despareció, esfumándose en la nada.     
      Horas más tarde pasaron varios hombres a caballo y vieron al niño sentado en el suelo, al lado del cadáver de su padre. La policía no pudo concluir nada. El niño no tenía la fuerza suficiente para destrozarle el cuello a su padre y su historia era inverosímil, demasiado fantasiosa para ser cierta. Lo dieron por loco o demasiado imaginativo. Lo cierto es que la muerte de José López Sánchez, un delincuente de su tiempo, nunca fue esclarecida.
 
N.O.N.S./9 de abril de 2006

"Aburre tanto estar aburrido"



Aburre tanto estar aburrido
y se cansa uno de estar tan cansado.
Mi fe es el escepticismo
y mi esperanza la desesperanza.
Mirar a la derecha es lo mismo que mirar a la izquierda
y el norte y el sur son una misma mierda.
Escribir o no escribir, hablar o callar, al final da lo mismo
porque siempre impera el silencio.
Si no me entiendo yo mismo, no puedo esperar
que los demás me entiendan.
Uno siempre es el otro de los demás
y uno mismo es otro para sí mismo:
solo basta mirarse en un espejo
o sufrir un episodio de despersonalización.
El caos tiene un orden interno;
el orden un caos externo.
El amor es una libertad esclava
aunque realmente es al revés.
Pero da lo mismo el orden,
porque uno nunca realmente sabe
ni entiende nada.
                        

  
                                                                   N.O.N.S. / enero 2010